miércoles, 6 de abril de 2011

SE CONVOCA ASAMBLEA

MIÉRCOLES 13 DE ABRIL, 11.30:


ASAMBLEA DE FACULTAD

DE FILOLOGÍA Y FILOSOFÍA

Estudiantes de diversas facultades, perplejas/os ante la unilateralidad con que el gobierno impone reformas que suponen un cambio sin precedentes en el modelo de educación superior, vemos necesario reunirnos en asamblea para plantear y organizar posibles vías de movilización. Queremos constituir un espacio permanente de debate y toma de decisiones que dé lugar a un posicionamiento firme y legítimo por parte de la comunidad universitaria, a la altura de la gravedad de las medidas contenidas en la Estrategia Universidad 2015. La trascendencia del momento nos exige construir una respuesta enérgica y colectiva.

El proceso de mercantilización de la educación que se viene denunciando en la universidad en los últimos años, adquiere con la EU2015 una dimensión radical. Los cambios a los que nos enfrentamos suponen un ataque mayúsculo e intolerable a la educación superior, que queda definitivamente doblegada y vendida a los intereses de las grandes empresas:

Subida de tasas: las segundas y terceras matrículas en una asignatura suben hasta cubrir el 50% y el 100% del coste real del servicio (que se estima en unos 8.000 €/curso). Esto significa terceras matrículas de unos 1.000 €/asignatura.

Gobierno directo de la universidad por los “representantes del mercado”: una Junta formada por personas externas a la universidad, mayoritariamente grandes empresarios (actual Consejo Social), nombrará directamente al rector, y éste a los decanos de facultad, y éstos a los directores de departamento. La cadena de elección, de arriba a abajo.

Campus de Excelencia Internacional: las universidades son comparadas por medio de rankings globales. Se fomenta la competitividad directa entre universidades y su diferenciación, ya que recibirán financiación pública extraordinaria aquellos proyectos educativos más atractivos en función de intereses mercantiles. Una buena educación para las élites y una mera instrucción precaria para la mayoría.

Estatuto del Estudiante (en vigor desde el 31/12/2010): se crea el Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado. Los miembros más importantes del nuevo “máximo órgano de participación estudiantil” forman parte del gobierno central: el máximo representante estudiantil es el ministro de educación.

Los anteriores son solo algunos puntos de la EU2015: hay que hablar también del fortalecimiento del modelo de becas-préstamo y del empeoramiento de sus cláusulas; de la revisión de las condiciones de contratación del profesorado y del PAS; de la subordinación de la financiación pública a la obtención de fondos privados; o del funcionamiento de las universidades a modo de empresas llamadas a competir entre sí y a diferenciarse en oferta de titulaciones, precios, salarios del profesorado, etc. (punto este último que se nos vende falazmente como una nueva “autonomía universitaria”, en un ejercicio cínico e hipócrita de perversión de este concepto). No se trata de augurios ni de propuestas: son Planes de Acción publicados por el Ministerio en documentos oficiales en los últimos meses. Tenemos que ser conscientes del alcance del proceso al que asistimos. No podemos permitirnos el lujo de adoptar una actitud pasiva ante estos ataques.

Estamos hartas/os de comprobar cómo las vías “institucionales” de participación no sirven para que nuestra voz sea escuchada: las autoridades no tienen ninguna intención de que la comunidad universitaria tome parte activa en este proceso. Estamos hartas/os de la lógica avasalladora de intimidación y chantaje que utiliza el gobierno para imponer medidas que roban el futuro a toda la juventud. Estamos hartas/os de la dinámica de inercia y resignación en que está sumida la universidad y toda la sociedad. No podemos seguir tolerando, transigiendo, aceptando. Basta. Rompamos esa inercia, pasemos a la acción.

No estamos dispuestas/os a renunciar a unas condiciones laborales dignas, a nuestras pensiones, a nuestras viviendas, y también a nuestra educación. No vamos a ser la generación que renuncie a todo para “dar confianza a los mercados”. No. Es hora de que entremos en escena. Y hoy tenemos más claro que nunca que nuestro papel es la desobediencia y nuestra arma la movilización.

Necesitamos una plataforma de información, difusión y lucha capaz de llegar a toda la comunidad universitaria y al resto de la población, de extender su discurso crítico y de plantear vías efectivas y contundentes para oponernos a este nuevo golpe mortal a la educación superior que es la Estrategia Universidad 2015. Por ello nos organizaremos el próximo día 13 en Asamblea y definiremos nuestra propia “estrategia”, no la del gobierno y las empresas: la de la juventud y las/os estudiantes.


MIÉRCOLES 13 DE ABRIL - 11.30

Hall de la Facultad de Filosofía y Letras

(Edificio A)